El campamento de Qaleralik

Junio y julio de 2009

Campamento

Seis extrañas estructuras semicirculares en un paraje inhóspito y sobrecogedor, eso es lo que se encuentra tras subir la duna hasta llegar al campamento. Esas estructuras son los “Domos”, unas férreas tiendas de campaña, que cuestan su peso en oro, nunca mejor dicho.

Campamento-II

Su transporte y montaje durante varios días fue muy sudado, pero se hizo un buen trabajo.

Cuernos-de-CaribúEstamos en campamento de Fletanes, o Qaleralik en inuit, un lugar aislado, a una hora en zodiac de la población más cercana, un lugar mágico, enclavado en una pequeña meseta frente a tres glaciares que van a dar a la inmensidad del Inlandis. Tenemos hasta una playa, donde muchas mañanas podíamos ver a las manadas de Caribús que iban a nutrirse de los minerales del agua del fiordo.

FletanesNo le falta un detalle y las carencias se suplen con la buena predisposición de todo el mundo. Las tiendas son de ocho personas, hay un water y una ducha, un río para lavar y una buena cocina bien nutrida. Así dicho no parece nada del otro mundo pero en realidad acondicionar este lugar supone un gran esfuerzo logístico.

TasersusiakUn-DomoY Victor y su “Mobydick” liderando el campamento, con buen toque para la cocina. Coco, que venía desde Ushuaia, para trabajar en la otra punta del mundo, siempre de buena onda, llevándonos al glaciar.

Allí estuvieron los dos durante tres meses, en soledades y compañías, dos auténticos lobos esteparios que acabaron casi rozando la mística.

Como marca este lugar….

 Vistas