Highlands

Highlands

Highlands, territorio salvaje Septiembre de 2012 Las Highlands  ocupan gran parte del territorio escocés, esta gran región montañosa e inhóspita tiene una densidad de población muy baja, predominantemente agrícola y ganadera. Tiene un clima revuelto, con multitud de precipitaciones anuales y muy expuesto a cambios bruscos, hasta un dicho escocés confirma este hecho, “Four seasons in one day”. Es una región repleta de ríos y lagos, verdes colinas y grandes acantilados en la costa. Nosotros tuvimos la suerte de disfrutar de muchos días soleados, algo inusual en Escocia, recuerdo que solo nos llovió en un par de ocasiones y en este sentido, disfrutar de las Highlands con sol confiere al paisaje un gran atractivo, todo el verde de las colinas brilla y contrasta espectacularmente con el cielo azul. Visitamos muchos pueblos de las Highlands, algunos lagos y zonas montañosas donde hicimos algunas rutas. Nuestra primera visita fue Loch Lomond, el más grande del país con sus dimensiones de 37 kilómetros de longitud y 8 de anchura, tuvimos suerte con el clima e incluso pudimos comer en una playa alejada y solitaria, pero por la tarde las nubes y la lluvia aparecieron y apenas salimos de nuestro alojamiento en el Hotel Arrochar, ubicado en el fiordo que forma el Loch Long. Al día siguiente daríamos el salto a la isla de Skye, pero antes visitaríamos el tranquilo e idílico pueblo pescador de Inverarary, asentado a orillas del Loch Fyne, nos lo encontramos aislado de gente, sin apenas nada abierto salvo un salón de té. Ni siquiera el castillo estaba abierto, por lo que nos limitamos a rodearlo a través de...