Glaciares de Groenlandia

Glaciares de Groenlandia

Glaciar Junio y julio de 2009 El campamento de Fletanes es observado por tres frentes glaciares que se unen directamente con el gran glaciar interior de Groenlandia. Es muy posible que estos tres frentes glaciares estuvieran unidos anteriormente, pero ahora el retroceso provocado por el ascenso de las temperaturas los ha dividido, dejando al descubierto formaciones de rocas que antes estarían cubiertas por el hielo. El día que se realiza la excursión en uno de los glaciares es uno de los puntos fuertes de la estancia en el campamento. Nos levantamos pronto y desayunamos con el grupo, mientras esperamos a que la zodiac llegue, es muy probable que del mayor de los frentes se desprenda alguna mole de hielo, a nosotros nos llegará el estruendo a los pocos segundos, la ola tardará en llegar algo más, tenemos los glaciares a cuatro kilómetros de distancia. Con la zodiac nos acercaremos con prudencia a unos 500 metros del frente, que se eleva 100 metros sobre el nivel del fiordo, alargándose de extremo a extremo más de un kilómetro. No podemos acercarnos más, si un gran bloque se desprendiese y el conductor no estuviera atento, la ola generada podría hacernos volcar. Las grietas del extremo superior aparecen afiladas y amenazantes, los bloques de hielo que caen con asiduidad dejan al descubierto secciones de hielo más denso, de un profundo azul. Mientras, las gaviotas, descansan en esos pedazos que flotan en el fiordo. Glaciar Imágenes de frentes glaciares, interior de glaciares, valles de hielo, fusiones y demás caprichos de estas maravillas de la naturaleza.       Crónicas de Groenlandia ¿Dónde quieres ir?Viajes...
El campamento de Qaleralik

El campamento de Qaleralik

El campamento de Qaleralik Junio y julio de 2009 Seis extrañas estructuras semicirculares en un paraje inhóspito y sobrecogedor, eso es lo que se encuentra tras subir la duna hasta llegar al campamento. Esas estructuras son los “Domos”, unas férreas tiendas de campaña, que cuestan su peso en oro, nunca mejor dicho. Su transporte y montaje durante varios días fue muy sudado, pero se hizo un buen trabajo. Estamos en campamento de Fletanes, o Qaleralik en inuit, un lugar aislado, a una hora en zodiac de la población más cercana, un lugar mágico, enclavado en una pequeña meseta frente a tres glaciares que van a dar a la inmensidad del Inlandis. Tenemos hasta una playa, donde muchas mañanas podíamos ver a las manadas de Caribús que iban a nutrirse de los minerales del agua del fiordo. No le falta un detalle y las carencias se suplen con la buena predisposición de todo el mundo. Las tiendas son de ocho personas, hay un water y una ducha, un río para lavar y una buena cocina bien nutrida. Así dicho no parece nada del otro mundo pero en realidad acondicionar este lugar supone un gran esfuerzo logístico. Y Victor y su “Mobydick” liderando el campamento, con buen toque para la cocina. Coco, que venía desde Ushuaia, para trabajar en la otra punta del mundo, siempre de buena onda, llevándonos al glaciar. Allí estuvieron los dos durante tres meses, en soledades y compañías, dos auténticos lobos esteparios que acabaron casi rozando la mística. Como marca este lugar….   Qaleralik El campamento, frentes glaciares, rutas por el hielo, trabajo duro y buenas veladas....
Trekkings en Tassiusak y Kiattut

Trekkings en Tassiusak y Kiattut

Trekkings en Tassiusak y Kiattut Junio y julio de 2009 Apenas a tres horas desde el Leif Ericcson Hostel se encuentra la Granja de Tassiusak, una pequeña bahía que se adentra serpenteando en la tierra y donde el hielo se acumula debido a las corrientes, quedando en ocasiones bloqueada. Tras rendir pleitesía a la estatua de Leif Ericcson el camino atraviesa praderas donde pastan las ovejas, varios lagos nos acompañan y con un poco de suerte es posible observar majestuosas águilas pescadoras. Es un camino sencillo, con subidas y bajadas moderadas, se pueden seguir varios itinerarios sin demasiada complicación. Sirve de referencia el esqueleto de un caballo, fácilmente divisable. Antes de llegar a la bahía hay que cruzar una valla y, tras ella, campos de flores, después empezamos a ver algunas granjas diseminadas hasta que llegamos al Tipi, donde se almacena el material de Kayak. Es el momento del pequeño paseo en kayak recorriendo la bahía, esquivando los pedazos de icebergs que flotan impredecibles y a los que no conviene acercarse demasiado.   Tassiusak y Kiattut Una bahía subyugada por el hielo y un inmenso frente glaciar, dos trekkings asequibles y cercanos desde Qassiarsuk.       Crónicas de Groenlandia ¿Dónde quieres ir?Viajes Comienza el viaje Grecia Turquía Siria Jordania Israel Irán Emiratos árabes Omán Arabia Saudí, regreso Pakistán Pakistán – Karakorum India – Primera etapa India – Segunda etapa Nepal Sri Lanka China Singapur Malasia Tailandia Indonesia – Bali Indonesia – Java Vietnam Laos Camboya Groenlandia Suiza Escocia Estados Unidos Sobre...
Igaliko y Narsaq

Igaliko y Narsaq

Pueblos de Groenlandia Junio y julio de 2009 Groenlandia tiene una población de 56.000 habitantes dentro de un territorio de más de dos millones y medio de kilómetros cuadrados. La capital, Nuuk, tiene 15.000 habitantes, de ahí que Narsaq sea una importante población del sur de Groenlandia. Podría resultar ridículo “tildar” de importante a un pueblo de 1.500 habitantes, pero es uno de los centros neurálgicos de la zona, dispone de aeropuerto, banco, correos, surtidos centros comerciales, varios puertos, un museo y hasta una hamburguesería que visitábamos a la menor oportunidad. Se encuentra a mitad de camino entre Qassiarsuk y Qaleralik, las casas de llamativos colores se dispersan a la sombra de un imponente risco, rodeadas de montañas y a orillas de la confluencia de varios fiordos, los icebergs afloran y vienen y van en las cercanías. Las focas nadan inconscientes y una ballena parece que se ha acostumbrado a vagar por los alrededores. A una media hora en zodiac desde Narsaq se encuentra Itilek, un pequeño embarcadero desde donde se empieza una tranquila caminata por el Camino de los Reyes hasta Igaliko, otra de las paradas.   Un bucólico pueblo asentado al final de un fiordo y que en 1126 se convirtió en la sede del arzobispado de Gardar, la capital religiosa de los vikingos. Igaliko y Narsaq Dos ejemplos donde observar la vida del pueblo Inuit, dura, condicionada por la naturaleza y el clima, conservando sus tradiciones.       Crónicas de Groenlandia ¿Dónde quieres ir?Viajes Comienza el viaje Grecia Turquía Siria Jordania Israel Irán Emiratos árabes Omán Arabia Saudí, regreso Pakistán Pakistán – Karakorum India –...
Qassiarsuk territorio vikingo

Qassiarsuk territorio vikingo

Qassiarsuk, territorio vikingo Junio y julio de 2009 Qassiarsuk, la antigua Brattahlid vikinga. Fue en este lugar, a la orilla del Eiriksfjord, donde Erik el Rojo arribó en el año 986 d.C., comenzando así la colonización y prosperidad de este pueblo de Groenlandia. También fue en este lugar, allá por el año 1000, donde se levantó la primera iglesia cristiana en el continente americano. Pero dejando a un lado la historia, es aquí donde Tierras Polares tiene uno de sus principales centros de operaciones.   Aquí es donde recibíamos  a los viajeros, que se alojaban en el Leif Ericcson Hostel, también donde pusimos en orden nuestra casa con un trabajo que al final resultó muy fructífero. Desde aquí también salíamos para hacer el trekking de la Granja de Tassiusiak o el del glaciar de Kiattut, al otro lado del fiordo. Desde montar imposibles literas de Ikea con Arancha, pescar salmones o bacalaos con Mariano, alias tocayo, alguna que otra fiesta, algún que otro partido de fútbol con los chavales del pueblo, cavar hoyos, buenas charlas, recibir helicópteros, habilitar nuestra casa en tiempo récord, preparar las mesas y los desayunos de los viajeros, botiquines, ese maravilloso primer paseo de la mañana de la casa al hostal, conducir ese jeep, al que había que mimar pero aguantaba todo…¡Hasta un barco se construyó!     Compañerismo, mucho compañerismo hacía falta para que todo funcionase, no se paraba un segundo, pero después los esfuerzos tenían enormes recompensas. Qassiarsuk Nuestro centro de operaciones, en un enclave privilegiado a orillas del fiordo. Lugar histórico, primer territorio al que llegaron los vikingos.       Crónicas...
Llegada a la tierra verde

Llegada a la tierra verde

Llegada a Groenlandia Junio y julio de 2009 Rondábamos las dos horas de vuelo desde Reykjavik cuando nuestro avión de hélice entró en Groenlandia. Ya desde un principio percibí lo primigenio y poderoso de los paisajes que me obstinaba en fotografiar desde el pequeño ventanuco del avión. Un territorio subyugado por el hielo, montañas solitarias e inhóspitas, muchas de ellas sin pisar por el hombre, y glaciares interminables, alimentados por el Inlandis, el gran glaciar de Groenlandia, que ocupa el 85 % de esta isla de más de dos millones de kilómetros cuadrados y que alcanza un espesor de hasta 2500 metros. Sí, verdaderamente uno se siente muy insignificante en este lugar, donde la naturaleza se muestra implacable en sus actos, pero también frágil y serena, mostrando todo su esplendor con nada que uno se pare a observar. Llegada Algo más de dos horas desde Islandia, previo enlace en Copenhague, te llevan hasta la “tierra verde”, como fue bautizada Groenlandia por los vikingos.       Crónicas de Groenlandia ¿Dónde quieres ir?Viajes Comienza el viaje Grecia Turquía Siria Jordania Israel Irán Emiratos árabes Omán Arabia Saudí, regreso Pakistán Pakistán – Karakorum India – Primera etapa India – Segunda etapa Nepal Sri Lanka China Singapur Malasia Tailandia Indonesia – Bali Indonesia – Java Vietnam Laos Camboya Groenlandia Suiza Escocia Estados Unidos Sobre...